Bachillerato internacional

El Bachillerato Internacional (IB) es una fundación educativa sin ánimo de lucro cuyos objetivos fundamentales están plasmados en su declaración de principios y donde el alumno constituye el eje central. Se fundó en 1968 y actualmente trabaja con 2.830 colegios en 138 países.

Los programas de la Organización del Bachillerato Internacional (IBO) promueven la educación integral de la persona, poniendo el énfasis en el desarrollo intelectual, personal, emocional y social a través de todos los campos del saber. Al centrarse en la combinación dinámica de conocimientos, habilidades, autonomía de pensamiento crítico y creativo y mentalidad internacional, IBO abraza el principio de ofrecer una educación integral para que los estudiantes lleguen a ser ciudadanos responsables y activos durante toda la vida. La educación integral de la persona como proceso que se extiende durante toda la vida es un concepto fundamental. Los atributos del perfil de la comunidad de aprendizaje son los de la persona que aprende durante toda la vida.

 

Perfil de la comunidad de aprendizaje

El objetivo fundamental de los programas IBO es formar personas con mentalidad internacional que, conscientes de la condición que los une como seres humanos y de la responsabilidad que comparten de velar por el planeta, contribuyan a crear un mundo mejor y más pacífico.

Los miembros de la comunidad de aprendizaje del IB se esfuerzan por ser:

Indagadores: Desarrollan su curiosidad natural. Adquieren las habilidades necesarias para indagar y realizar investigaciones, y demuestran autonomía en su aprendizaje. Disfrutan aprendiendo y mantendrán estas ansias de aprender durante el resto de su vida.

Informados e instruidos: Exploran conceptos, ideas y cuestiones de importancia local y mundial y, al hacerlo, adquieren conocimientos y profundizan su comprensión de una amplia y equilibrada gama de disciplinas.

Pensadores: Aplican, por propia iniciativa, sus habilidades intelectuales de manera crítica y creativa para reconocer y abordar problemas complejos, y para tomar decisiones razonadas y éticas.

Buenos comunicadores: Comprenden y expresan ideas e información con confianza y creatividad en diversas lenguas, lenguajes y formas de comunicación. Están bien dispuestos a colaborar con otros y lo hacen de forma eficaz.

Íntegros: Actúan con integridad y honradez, poseen un profundo sentido de la equidad, la justicia y el respeto por la dignidad de las personas, los grupos y las comunidades.

Asumen la responsabilidad de sus propios actos y las consecuencias derivadas de ellos.

De mentalidad abierta: Entienden y aprecian su propia cultura e historia personal, y están abiertos a las perspectivas, valores y tradiciones de otras personas y comunidades. Están habituados a buscar y considerar distintos puntos de vista y dispuestos a aprender de la experiencia.

Solidarios: Muestran empatía, sensibilidad y respeto por las necesidades y sentimientos de los demás. Se comprometen personalmente a ayudar a los demás y actúan con el propósito de influir positivamente en la vida de las personas y el medio ambiente.

Audaces: Abordan situaciones desconocidas e inciertas con sensatez y determinación y su espíritu independiente les permite explorar nuevos roles, ideas y estrategias.

Defienden aquello en lo que creen con elocuencia y valor.

Equilibrados: Entienden la importancia del equilibrio físico, mental y emocional para lograr el bienestar personal propio y el de los demás.

Reflexivos: Evalúan detenidamente su propio aprendizaje y experiencias. Son capaces de reconocer y comprender sus cualidades y limitaciones para, de este modo, contribuir a su aprendizaje y desarrollo personal.

 

   

Actividades de CAS (creatividad, acción y servicio) y SAS (sistemas ambientales y sociedades)

El currículo

Los alumnos del Programa del Diploma del IB estudian seis asignaturas de Nivel Superior o de Nivel Medio, lo que garantiza una amplia experiencia en lenguas, ciencias sociales, ciencias experimentales y matemáticas. Una asignatura del área artística o de cualquiera de las otras áreas de conocimiento.

El programa cuenta, además, con tres componentes que constituyen su tronco común. Estos tienen por objetivo ampliar la experiencia educativa de los alumnos e incentivarles a poner en práctica sus conocimientos y su comprensión.

La Monografía requiere que los alumnos realicen una investigación independiente mediante el estudio en profundidad de un tema relacionado con alguna de las asignaturas que estudian.

El curso de Teoría del Conocimiento invita a los alumnos a reflexionar sobre la naturaleza del conocimiento mediante un análisis crítico de las diferentes formas de conocimiento (la percepción, la emoción, el lenguaje y la razón) y tipos de conocimiento (científico, artístico, matemático e histórico).

Con Creatividad, Acción y Servicio, los alumnos participan activamente en proyectos concretos fuera del aula y aprenden de esta experiencia. Pueden realizar actividades que combinen estos tres componentes o bien actividades específicas de cada uno de ellos.

Jóvenes investigadores en la Biblioteca Nacional

 

Modelo del programa

El programa está organizado en seis grupos de asignaturas. En la parte central se sitúan los tres componentes obligatorios del tronco común.

 

En el transcurso de los dos años del programa, los alumnos:

  • Estudian seis asignaturas, una de cada grupo de asignaturas
  • Redactan una monografía
  • Completan el curso de Teoría del Conocimiento (TdC)
  • Participan en el programa Creatividad, Acción y Servicio (CAS).

Como norma general:

  • Tres de las asignaturas deben estudiarse en el Nivel Superior (240 horas lectivas por curso)
  • Las otras tres asignaturas se estudian en el Nivel Medio (150 horas lectivas por curso).

El Programa del Diploma permite a los alumnos:

  • Acceder a un programa de estudio amplio y equilibrado, pero también exigente desde el punto de vista académico.
  • Cultivar el pensamiento crítico y la reflexión
  • Desarrollar habilidades para la investigación
  • Desarrollar habilidades para el aprendizaje independiente
  • Desarrollar el entendimiento intercultural
  • Obtener un título reconocido internacionalmente que permite el ingreso a la universidad.

 

Los procedimientos de evaluación del Programa del Diploma permiten establecer hasta qué punto los alumnos han utilizado habilidades académicas avanzadas para alcanzar dichos objetivos, por ejemplo:

  • La capacidad de análisis y presentación de la información
  • La capacidad de evaluación y argumentación
  • La capacidad de resolución de problemas de forma creativa.